El hijo único

Hoy en día es cada vez más común que las parejas tomen la decisión de tener un solo hijo. Al tomar esta decisión surgen varias preguntas: ¿Va a ser solitario? ¿Va a aprender a compartir? ¿Lo echaré a perder?, y esto porque existen muchos mitos acerca de los niños únicos, pero son solo eso: mitos.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Se tiene la idea que los hijos únicos son egoístas, berrinchudos, mimados, pero en realidad esto tiene mucho más que ver más con el tipo de crianza que usan los padres y no es exclusivo de los hijos únicos. Todas las familias tenemos retos, no importa el número de hijos que tengamos. Como padres debemos estar consientes de los retos que se nos presentan y necesitamos promover las oportunidades necesarias para darle a nuestros hijos las herramientas que necesitan.

Enséñale Habilidades Sociales

Uno de los retos que presenta el hijo único es a convivir y compartir con más niños. Cuando es pequeño procura organizar salidas o invitaciones a mamás con hijos para que pueda practicar sus habilidades sociales. Asiste a las fiestas de cumpleaños, y si tiene primos de la edad convive frecuentemente con ellos. Cuando sea más grande permite que vaya a jugar a casa del amigo cuando lo inviten.

Motiva la Independencia

Al tener un solo hijo, la relación padres-hijo se hace más estrecha, no hay competencia y toda la atención es para ellos. A veces se nos puede salir de las manos y le dedicamos demasiada atención, tanta que podemos caer en la sobreprotección. Asígnale tareas en casa. Dale tiempo para jugar a solas, que no se acostumbre a que tú lo tengas que entretener todo el tiempo.

Ten Expectativas Reales

Los hijos únicos pasan mucho tiempo en el mundo de los adultos, y muchas veces empiezan a actuar como adulto. Ten cuidado en que tanto refuerzas estos comportamientos. No esperes ni motives la perfección, permite que viva sus propios sueños no los tuyos.

Uno de los retos más grandes es no mimarlo demasiado, al igual que cualquier niño es importante:

  • Establecer límites firmes y claros
  • Retrasar la gratificación inmediata (enséñalo a esperar)
  • Involúcrarlo en las tareas del hogar
  • No sobreprotegerlo
  • Asegúrar que el mensaje de amor siempre llegue

Aprendiendo a ser padres.

Publicado por

Marytere Soto

María Teresa es una apasionada en el tema de la educación. Se ha enfocado en la filosofía de DP, es una “Certified Positive Discipline Trainer”, es educadora de Disciplina Positiva para padres, en la primera infancia y en el salón de clases. Tiene más de 14 años ofreciendo talleres para padres y maestros y apoyando su aplicación en el aula. Ha dado conferencias en diferentes escuelas de la región y ha sido presentadora en la Conferencia Anual de Tri-Association. Tiene una Licenciatura en Comunicación Humana por la Universidad de las Américas y una Maestría en Estudios Multidsciplinarios de la Universidad de Buffalo. Es originaria de la Cd de México y hace 22 años se mudó a Querétaro, Mx., para darle una mejor calidad de vida a su familia. Desde 2003 trabaja en la escuela John F Kennedy, actualmente es la subdirectora del área de Preescolar. Es responsable de la disciplina en esta área, está encargada del Comité Antibullying de toda la escuela y es parte del equipo de liderazgo de PYP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .