¿Conoces los beneficios que tiene la pelea de hermanos?

La pelea entre hermanos causa mucho estrés y preocupación a los padres. No sabemos como pararla y nos preocupa que no se quieran como hermanos, pero no nos damos cuenta que muchas veces los padres las provocamos o hacemos que se vuelvan más grandes.

architecture-boys-brick-wall-551594

En muchas ocasiones los hermanos pelean porque les da control y atención, y porque tienen la idea equivocada que el amor es limitado, esto es que piensan que los padres quieren más a un hijo que al otro, y creen que deben de pelear por él. También hay que considerar el ambiente familiar, si los padres resuelven las cosas peleando, ellos aprenden que esta es la manera de resolver los problemas.

Es normal que los hermanos sientan celos , que discutan y que defiendan el lugar que ocupan dentro de la familia (este tema de la familia es muy importante, por lo que le dedicaremos su propio espacio).

Cuando nos damos cuenta que nuestros hijos están peleando,  nuestros instintos de padre se alertan y nuestra cabeza empieza a escuchar la tonada de la película de “tiburón” (explicada por el  Dr. Siegel, en el libro “Disciplina sin lágrimas” ). ¿Te imaginas tratar de resolver un conflicto con esta tonada en la cabeza?, igual que el tiburón, ¡no actúas, atacas!. Con esa música de fondo tratamos de detener la pelea sin dar tiempo a investigar que fue lo que sucedió, simplemente reaccionamos y provocamos que la pelea, en vez de  que termina, se vuelva más intensa.

La pelea de hermanos puede ser sana, siempre y cuando no se salga de las manos. Ayuda a los niños a desarrollar  habilidades sociales que le van a ayudar en sus relaciones con los demás (quizá si conocemos estos  beneficios será más fácil apagar la música del tiburón cuando escuchemos el grito de “MAMÁÁÁÁ!!!”).

Al pelearse los hermanos están desarrollando habilidades como:

  • Cooperación
  • Negociación
  • Resolución de Conflicto
  • Auto-control
  • Empatía
  • Reconocer sentimientos…

Los conflictos normalmente se desvanecen cuando ponemos a los niños en el mismo nivel, es decir, en vez de asumir quien tuvo la culpa, simplemente me pongo como mediador y escuchó las dos o más versiones y solo ayudo a que ellos resuelvan el problema.

Les comparto 5 herramientas que exploramos en el taller de Disciplina Positiva para lidiar con la pelea de hermanos:

  1. Traten a los hijos de igual manera.
  2. Métanse al mundo de los niños.
  3. No sobreproteja a ninguno de sus hijos, esto solo fomenta que uno se ponga en el papel de víctima y el otro en el del poder o bully.
  4. Para prevenirlo asegúrese de tener tiempo especial con cada hijo.
  5. Si la pelea se sale de las manos, trate de re dirigir el comportamiento a otra actividad no competitiva, y si esto no sirve es necesario separar a los hermanos hasta que se logren tranquilizar, y ya que estén tranquilos haga un seguimiento para ayudarlos a resolver el problema.

Aprendiendo a ser padres.

Marytere Soto

Continúa leyendo ¿Conoces los beneficios que tiene la pelea de hermanos?

¿Qué lugar ocupas en tu familia?

family-outdoor-happy-happiness-160994.jpeg
¿Cuál es tu orden de nacimiento?

Las personas que más impacto tiene en nuestra personalidad e identidad son nuestros hermanos, como lo explica Lynn Lott en su libro “Do it Yourself Therapy”. Si no tuviste hermanos seguramente fue un primo o pariente muy cercano.

Al crecer en una casa con más personas, tienes que encontrar la manera de como formar parte de ese círculo social llamado familia, el cual es el primero al que pertenecemos y en el que empezamos a tomar nuestras propias decisiones en cuanto a nuestra personalidad e identidad. Los roles se van repartiendo y uno tiene que ir viendo cuales ya se tomaron y cual puede ser el mío. Dentro del taller de Disciplina Positiva hacemos una dinámica donde agrupamos a los participantes de acuerdo al orden de nacimiento y entre todos hacen una lista de las características comunes que tienen en relación a ese orden. Es muy interesante ver las similitudes que encuentran dentro del grupo.

El Primer Hijo: Tiene toda la atención, está acostumbrado a ser el centro de atención y quiere cumplir con las expectativas de los papás. Frecuentemente son responsables, perfeccionistas y mandones.

El Segundo Hijo o Hijo de En medio:  Quiere hacer todo lo que su hermano hace, normalmente son mediadores. Es más competitivo y rebelde. Muchas veces es al que más trabajo le cuesta encontrar su lugar en la familia.

El Hijo Pequeño: tiene muchos papás, es consentido y normalmente se sale con la suya. No necesita compartir la atención de los papás y generalmente son simpáticos, sociales y divertidos. (Les tocan mas concesiones que a los hermanos mayores).

El Hijo Unico: tiene características del hijo mayor y del más pequeño. No tiene competencia, está rodeado de muchos adultos, pueden tener conflicto en compartir y negociar con otros.

Es importante mencionar que no hay dos hijos primeros iguales, o dos hijos de en medio idénticos. Hay diferentes aspectos que pueden haber causado que tomáramos diferentes posturas en cuanto a como pertenecer en la familia, como la edad entre hermanos, si el primer hijo es hombre o mujer, si son gemelos, si es una familia mixta, entre otras.

Todos somos únicos, el objetivo es entender como interpretamos el rol que llevamos en la familia,  y como podemos influenciar en las desiciones que van tomando nuestros hijos dentro de la familia.

Como padres es importante reflexionar como estamos actuando y si estamos haciendo diferencias entre nuestros hijos. Muchas veces los etiquetamos o los comparamos y esto provoca conflicto entre ellos. Es importante que tratemos a todos igual y que les demos las mismas oportunidades para que ellos puedan desarrollar su personalidad de la manera más sana posible.

Somos padres aprendiendo a ser padres. Continúa leyendo ¿Qué lugar ocupas en tu familia?