Mi hijo adolescente

Photo by Nikolay Draganov on Pexels.com

Cuando menos lo esperemos, nos damos cuenta que ya tenemos a un adolescente en casa. Notamos que ese pequeño que me escuchaba, que me pedía que jugara con él y que le gustaba acompañarme a cualquier lado, ya no quiere estar conmigo, le gusta encerrarse en su cuarto y cuando le hablo no me hace caso…. como papá me entra la duda si mi pequeño ya no me quiere.

La adolescencia es una etapa de cambios físicos y emocionales importantes, donde el niño se está convirtiendo en adulto y para lograr esta transformación necesita descubrir quien es, y para poder saber quien es debe pasar por un proceso de individualización. Como padres vemos este proceso como un acto de rebeldía, pero en realidad es un camino hacia la independencia, habría que preocuparse si el adolescente no se rebela de sus padres. El está empezando a cuestionar los valores, los límites, las creencias familiares con el fin de poder encontrar su propio camino.

Un error muy común que cometemos los padres es tomarnos toda la conducta de nuestro hijo de manera personal. En realidad sus prioridades han cambiado, él/ella está pensando en que se va a poner para la fiesta, si tiene dinero para salir con los amigos, si su celular tiene suficiente pila para no perder ningún detalle de su vida social, y normalmente no piensa en que pensamos sus papás, o como nos sentimos cuando hace estas cosas.

Aquí unos consejos de disciplina positiva para apoyar a nuestros hijos en esta etapa y lograr establecer una buena relación con ellos:

  • No tomes la conducta de tus hijos como algo personal
  • Se firme y cordial al mismo tiempo (la libertad lleva responsabilidad)
  • Toma los errores como oportunidades para aprender
  • Entra al mundo de tu hijo adolescente (recuerda cuando eras adolescente, que sentías, que pensabas, que hacías)
  • Respeta la privacidad de tu hijo (hay que confiar en ellos, las bases y los valores ya los tienen pero es importante que descubran y se vuelvan independientes de nosotros)
  • Habla CON el adolescente, no hables POR el adolescente.
  • Muéstrale amor incondicional

Encuentra la manera de conectar con tu hijo y disfruta de esta y de todas las etapas de su vida.

Aprendiendo a ser padres

Como sobrellevar la cuarentena

El momento que estamos viviendo parece de película, tal vez fue parte de una plática: te imaginas si… o que harías si…., pero me atrevo a decir que casi nadie o nadie estaba preparado para estar en encerrado en casa las 24 horas del día con nuestra familia, y no solo eso además trabajar, apoyar en la escuela en línea, limpiar….y más.

Los primeros días todo fue novedad, hasta llegue a pensar: “que rico no necesito levantarme tan temprano, no necesito arreglarme tanto, esto puede funcionar”. Después de la primer semana empezaba a extrañar salir, ir al trabajo, tener tiempo para mi. Y ahora que ha pasado un mes y que no sé cuanto tiempo más se puede extender la cuarentena siento ansiedad de no saber que va a suceder, en casa siento que medio avanzo en todo y no avanzo lo que quisiera en lo que necesito hacer, medio trabajo en línea, medio limpio la casa, medio atiendo a mis hijos… todo esta en medio, además estoy aprendiendo o re-aprendiendo cosas que no hacía a lo cual necesito dedicarle un poco más de tiempo para lograrlo (como hacer de comer). Al final me siento abrumada, siento que no avanzo en todo lo que quisiera ni logro cubrir todas las tareas que quisiera y por supuesto me cuesta trabajo dormir pensando en todo esto.

Si ha todo esto le sumo todas las noticias que escucho, todos los post que leo, la paranoia de pensar si estoy contagiada porque tuve que salir a recoger el super y vi mucha gente afuera, no sé si ya contagie a mis hijos… en fin me siento sumamente vulnerable.

Pero necesitamos sobrevivir y como todos los momentos difíciles debemos encontrar la manera de sobrellevar este tiempo y salir más fuertes de aquí. Algunas cosas que me han ayudado mucho son:

  1. Llevar una rutina para mi y para mis hijos: es importante hacer la rutina junto con ellos, asegúrate de incluir actividad física y tiempos libres de juego (no con dispositivos).
  2. Bañarnos y arreglarnos todos los días (no me quedo en pijama)
  3. Crear momentos individuales: todos necesitamos tiempo para recargar energía y tus hijos necesitan aprender a entretenerse solos por momentos. Estos momentos son muy importantes para nuestro cuidado emocional que es lo más importante en estos momentos.
  4. Crear un espacio para hablar de sentimientos: todos estamos viviendo estos momentos de manera diferente, es importante validar los sentimientos de todos, hablarlo y sentir que eres escuchado ayuda a sentir más tranquilidad.
  5. Conectarnos con los amigos y familia: es importante mantener contacto con tus seres queridos
  6. Repartir el trabajo de la casa: no importa la edad de tus hijos todos vivimos aquí y todos podemos participar. Repartir las tareas del hogar ayuda a liberarte un poco de todas las responsabilidades.
  7. Descansar: desconectarme, escribir mis preocupaciones y procurar tener un buen descanso ayuda a tu salud.

No olvides que los momentos difíciles son los que nos hacen más fuertes. Usemos este tiempo para fortalecer los lazos con los nuestros.

¿Conoces los beneficios que tiene la pelea de hermanos?

La pelea entre hermanos causa mucho estrés y preocupación a los padres. No sabemos como pararla y nos preocupa que no se quieran como hermanos, pero no nos damos cuenta que muchas veces los padres las provocamos o hacemos que se vuelvan más grandes.

architecture-boys-brick-wall-551594

En muchas ocasiones los hermanos pelean porque les da control y atención, y porque tienen la idea equivocada que el amor es limitado, esto es que piensan que los padres quieren más a un hijo que al otro, y creen que deben de pelear por él. También hay que considerar el ambiente familiar, si los padres resuelven las cosas peleando, ellos aprenden que esta es la manera de resolver los problemas.

Es normal que los hermanos sientan celos , que discutan y que defiendan el lugar que ocupan dentro de la familia (este tema de la familia es muy importante, por lo que le dedicaremos su propio espacio).

Cuando nos damos cuenta que nuestros hijos están peleando,  nuestros instintos de padre se alertan y nuestra cabeza empieza a escuchar la tonada de la película de “tiburón” (explicada por el  Dr. Siegel, en el libro “Disciplina sin lágrimas” ). ¿Te imaginas tratar de resolver un conflicto con esta tonada en la cabeza?, igual que el tiburón, ¡no actúas, atacas!. Con esa música de fondo tratamos de detener la pelea sin dar tiempo a investigar que fue lo que sucedió, simplemente reaccionamos y provocamos que la pelea, en vez de  que termina, se vuelva más intensa.

La pelea de hermanos puede ser sana, siempre y cuando no se salga de las manos. Ayuda a los niños a desarrollar  habilidades sociales que le van a ayudar en sus relaciones con los demás (quizá si conocemos estos  beneficios será más fácil apagar la música del tiburón cuando escuchemos el grito de “MAMÁÁÁÁ!!!”).

Al pelearse los hermanos están desarrollando habilidades como:

  • Cooperación
  • Negociación
  • Resolución de Conflicto
  • Auto-control
  • Empatía
  • Reconocer sentimientos…

Los conflictos normalmente se desvanecen cuando ponemos a los niños en el mismo nivel, es decir, en vez de asumir quien tuvo la culpa, simplemente me pongo como mediador y escuchó las dos o más versiones y solo ayudo a que ellos resuelvan el problema.

Les comparto 5 herramientas que exploramos en el taller de Disciplina Positiva para lidiar con la pelea de hermanos:

  1. Traten a los hijos de igual manera.
  2. Métanse al mundo de los niños.
  3. No sobreproteja a ninguno de sus hijos, esto solo fomenta que uno se ponga en el papel de víctima y el otro en el del poder o bully.
  4. Para prevenirlo asegúrese de tener tiempo especial con cada hijo.
  5. Si la pelea se sale de las manos, trate de re dirigir el comportamiento a otra actividad no competitiva, y si esto no sirve es necesario separar a los hermanos hasta que se logren tranquilizar, y ya que estén tranquilos haga un seguimiento para ayudarlos a resolver el problema.

Aprendiendo a ser padres.

Marytere Soto

Continúa leyendo ¿Conoces los beneficios que tiene la pelea de hermanos?

El hijo único

Hoy en día es cada vez más común que las parejas tomen la decisión de tener un solo hijo. Al tomar esta decisión surgen varias preguntas: ¿Va a ser solitario? ¿Va a aprender a compartir? ¿Lo echaré a perder?, y esto porque existen muchos mitos acerca de los niños únicos, pero son solo eso: mitos.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Se tiene la idea que los hijos únicos son egoístas, berrinchudos, mimados, pero en realidad esto tiene mucho más que ver más con el tipo de crianza que usan los padres y no es exclusivo de los hijos únicos. Todas las familias tenemos retos, no importa el número de hijos que tengamos. Como padres debemos estar consientes de los retos que se nos presentan y necesitamos promover las oportunidades necesarias para darle a nuestros hijos las herramientas que necesitan.

Enséñale Habilidades Sociales

Uno de los retos que presenta el hijo único es a convivir y compartir con más niños. Cuando es pequeño procura organizar salidas o invitaciones a mamás con hijos para que pueda practicar sus habilidades sociales. Asiste a las fiestas de cumpleaños, y si tiene primos de la edad convive frecuentemente con ellos. Cuando sea más grande permite que vaya a jugar a casa del amigo cuando lo inviten.

Motiva la Independencia

Al tener un solo hijo, la relación padres-hijo se hace más estrecha, no hay competencia y toda la atención es para ellos. A veces se nos puede salir de las manos y le dedicamos demasiada atención, tanta que podemos caer en la sobreprotección. Asígnale tareas en casa. Dale tiempo para jugar a solas, que no se acostumbre a que tú lo tengas que entretener todo el tiempo.

Ten Expectativas Reales

Los hijos únicos pasan mucho tiempo en el mundo de los adultos, y muchas veces empiezan a actuar como adulto. Ten cuidado en que tanto refuerzas estos comportamientos. No esperes ni motives la perfección, permite que viva sus propios sueños no los tuyos.

Uno de los retos más grandes es no mimarlo demasiado, al igual que cualquier niño es importante:

  • Establecer límites firmes y claros
  • Retrasar la gratificación inmediata (enséñalo a esperar)
  • Involúcrarlo en las tareas del hogar
  • No sobreprotegerlo
  • Asegúrar que el mensaje de amor siempre llegue

Aprendiendo a ser padres.

Prepáralo para recibir a su hermanito

Lidiar con la llegada del nuevo hermanito o hermanita puede ser difícil. Es normal que se sientan celosos y que empiecen a tener conductas que ya no presentaban (hacerse pipí, llorar por todo, mostrarse enojados por el hermanito…), porque piensa que necesita portarse como el bebé para que sus papás lo quieran igual.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Para que la llegada del bebé sea más fácil:

  • Escojan el mejor momento para dar la noticia. Recuerda que los niños pequeños todavía no dominan el manejo del tiempo por lo que la espera puede ser muy frustrante. Ayúdate de un calendario, verlo de manera visual les va a ayudar.
  • Para que no se siente muy ansioso platícale que es lo que va a suceder. Lo bueno y lo malo, no va a saber jugar al principio, va a llora…
  • Cuando se acerque la fecha, repasen los eventos: vas a ir al hospital, mientras lo va a cuidar_______, regresas del hospital con el bebé. Apóyate del calendario para marcar las fechas y que él o ella lo pueda repasar cuantas veces lo necesite.
  • Involúcralo en los preparativos de la llegada y en actividades que pueda hacer cuando llegue el bebé.
  • Valida sus sentimientos.

Los primeros meses van a ser muy cansados pero date tiempo para dedicarle un tiempo especial a tu hijo para que no se sienta desplazado. Explícale que es normal sentirse celoso, te dejo este video que te puede ayudar a preparar una actividad que explica como tu amor hacia él no se acaba por hermano tener a un hermano: https://www.youtube.com/watch?v=447pDBbTr_Q, espero te sirva.

Aprendiendo a ser padres.

Marytere Soto

Llegó la Navidad, prepárense para disfrutarla al máximo

La navidad es un época esperada por muchos pero tenemos tantos planes y expectativas que se puede volver un momento abrumador para los adultos y para los niños.

Muchas veces nuestras expectativas no se cumplen y eso se puede volver muy estresante. No hay que perder el verdadero objetivo, pasar tiempo en familia, es un muy buen momento para conectar con los nuestros. No permitas que todo se vuelva material, entre más sencillo lo mantengas más lo van a disfrutar.

Para evitar el stress:

  1. Lleva una rutina: Es una época muy ocupada, comidas, celebraciones, compras….los niños necesitan rutinas para sentirse seguros, trata de continuar con el mismo horario de comidas, siestas, la hora de dormir….
  2. Anticípate: Una vez que tengas idea de los planes para las vacaciones, platícalo con ellos, puedes hacer un calendario junto con ellos para que sepan que va a suceder y lo puedan consultar las veces que lo necesiten. Si no se puede hacer calendario porque no están los planes muy claros, dilo: “vamos a tener muchas sorpresas mañana, parece que….”, esto les va a ayudar a irse preparando.
  3. Momentos de calma: en medio de todas las actividades planea tiempos en los que puedan estar tranquilos y poder recuperarse. Si lo notas muy ansioso/a adelanta el momento de calma, les va ayudar a prevenir un momento de crisis.
  4. Simplemente di no: no necesitan cumplir con todo, tal vez hay eventos que pueden decir no gracias y tomarlo con calma, o por lo menos no los tienes que llevar a todos los eventos.
  5. Tómate tu tiempo: es importante que te des tu tiempo y te cuides, tu estrés puede contagiarse, tómate tu tiempo para recargar energías y para cuidarte.
  6. DISFRUTEN EL MOMENTO

Recuerda que ellos necesitan más de tu presencia que de tus presentes.

Aprendiendo a ser padres.

Estudios demuestran que el uso de pantallas afecta el desarrollo de los niños pequeños

Es impresionante ver como niños menores de 2 años que todavía no son capaces de sostener un lápiz, pueden ingresar a una tablet o a un celular,  desbloquear un aparato, acceder a aplicaciones y jugar.  Hay niños de 4 o 5 años que saben como mandar fotos a través de aplicaciones como whats app. Los niños de hoy en día son nativos digitales.  y nos llevan ventaja en el uso de la tecnología.

La tecnología es una herramienta que puede ser muy positiva hoy en día, hay aplicaciones y programas que nos facilitan la vida, pero también nos hemos vuelto dependientes de ella. ¿Alguna vez haz olvidado tu celular? ¿la has usado para entretener a tu hijo? ¿a qué edad la empezó a usar tu hijo? ¿qué aplicaciones o que programas está viendo?

kid-notebook-computer-learns-159533.jpeg

De acuerdo al AAP (American Academy of Pediatricians), los niños menores de 2 años no deberían estar expuestos a ningún tipo de pantalla. La realidad es que la mayoría de los niños si están expuestos desde edades tempranas, y muchas veces como padres nos sentimos menos culpables sabiendo que el tiempo que están expuestos a cualquier tipo de media es con programas o aplicaciones educativas.

El gran problema es todo lo que dejan de hacer por estar conectados, recordemos que el niño aprende a través de la experiencia y un  programa o una aplicación por más didácticos que sean no le va a dar al niño lo que le puede dejar el explorar, jugar, tocar, experimentar o simplemente participar en alguna actividad. Y no se trata de prohibirla, se trata de aprender a darle el uso adecuado.

Otro tema de preocupación es la gratificación inmediata que reciben con el uso de la tecnología, es importante que enseñemos a nuestros hijos a manejar la frustración, a esperar turnos, a saber esperar y a negociar, estas habilidades las van a adquirir jugando juegos de mesa o jugando con sus hermanos, amigos o compañeros.

Como padres debemos estar atentos a la información que tienen nuestros hijos con el uso de la tecnología, es una herramienta que debemos aprender a usar y debemos enseñarle a nuestros hijos a utilizar, hay que enseñarlos a ser unos ciudadanos digitales responsables. En la página de common sense  pueden encontrar información muy valiosa acerca de que programas, películas y aplicaciones son adecuados de acuerdo a la edad.

Aquí te dejo algunas sugerencias para el manejo de la tecnología con nuestros hijos:

  • Limita el número de horas para usar cualquier tipo de media     
  • Establece un horario
  • Pon el ejemplo (si estás todo el día conectado, no puedes pedir que ellos no lo estén)
  • Revisa la programación con anticipación 
  • Ve los programas o juegos antes que los vean los niños
  • Las pantallas deben estar fuera del cuarto de los niños
  • Ve la televisión con tu hijo
  • Platica con tu hijo sobre lo que ve en la tele o en la compu
  • Para niños más grande expliqua las reglas para el uso del internet y el impacto que puede tener.
  • Ofrece alternativas divertidas
  • Evita que la tecnología se convierta en el compañero de juego de tu hijo

Aprendiendo a ser padres

En Dícere tenemos un espacio para ti-

Como afecta el cambio de horario en los niños

Para nosotros los adultos, atrasar una hora el reloj, puede significar tener una hora más para dormir… pero si eres padre lo más seguro es que esto no pase.

Cambio de horario
Photo by Acharaporn Kamornboonyarush on Pexels.com

Los niños necesitan tiempo para poder ajustarse en este nuevo horario, ellos lo viven como un “jet lag” (cuando viajas y necesitas adaptarte a los horarios). El efecto va a depender de cada niño, hay niños que un par de días se adaptan fácilmente y otros que les cuesta mucho más trabajo, puede ser que sus horas de dormir se vean afectadas y los notes más irritables. Necesitamos esperar a que su reloj interno se adapte al nuevo horario.

Algunas recomendaciones que puedes seguir para ayudar a tus hijos a que se adapten más fácil:

  • Respeta los mismo horarios para dormir, que se siga acostando a la misma hora.
  • Si toma siesta modifica sus horarios de la siesta un par de días antes del cambio de horario para que no afecte la hora en la que se va a dormir.
  • Se paciente, recuerda que necesita adaptarse al nuevo horario.
  • Apaga cualquier dispositivo (tele, tablet, celular…) media hora antes de dormir, necesitan desconectarse.

Recuerda que son etapas, en un par de años todos van a disfrutar de la hora extra en el horario de invierno.

Aprendiendo a ser padres.

Cómo parar el bullying

A los padres nos inquieta mucho saber que pasa con nuestros hijos en la escuela o en cualquier lugar donde no estemos presentes, ¿tiene amigos? ¿sabe defenderse? ¿se la pasa bien? ¿alguien abusa de él?…. y así tenemos muchas preocupaciones al respecto.

four boys playing
Photo by Mauru00edcio Mascaro on Pexels.com

La realidad es que no podemos estar al lado de nuestros hijos todo el tiempo y no podemos controlar todo lo que sucede en sus vidas. Lo que si podemos hacer es prepararlos para la vida y en esta ocasión nos vamos a enfocar en que podemos hacer para reducir el riesgo de que sean víctimas de bullying o que se conviertan en buleadores.

Creo que importante definir que es el bullying. De acuerdo al Dr. Olweus el bullying es un comportamiento agresivo que involucra acciones no deseadas y negativas, que se hacen con intención, es repetitivo, sucede por  períodos prolongados y siempre existe una diferencia de poderes o de fuerza entre el bully y la víctima. Aunque el trabajo de la escuela es esencial, como padres tenemos una gran responsabilidad que no podemos dejar en manos de ninguna escuela ni de ninguna persona externa a la familia.

La mejor manera de evitar que nuestros hijos sean los que hacen el bullying o sean víctimas de bully, es desarrollando sus habilidades sociales, principalmente la empatía (una persona que entiende como se siente el otro, es difícil que trate de hacerle daño), y como hacer esto:

  • No permita que su hijo obtenga los que quiere usando agresión
  • Modele la empatía (te dejo este video de plaza sesamo explicando la empatía)
  • Reconozca los sentimientos de su hijo (para generar empatía primero hay que aprender a reconocer nuestros propios sentimiento para después poder reconocer los sentimientos de los otros)
  • Enseñe a su hijo a ser asertivo, no agresivo
  • Cuando su hijo le platique algo, escúchelo activamente, no lo juzgue y NO resuelva por él, mejor platíquenlo y entre los dos encuentren una solución (siempre que rescatamos a nuestros hijos, les quitamos la oportunidad de aprender a resolver problemas por sí solos)
  • La casa es el mejor lugar para que el niño pueda practicar que hacer si no lo juntan o lo molestan. Pueden hacer juego de roles, de esta manera el sabrá que hacer cuando usted no esté presente
  • Si nota que la conducta de su hijo a cambiado (se ve triste, o se queja de no querer ir a la escuela, se vuelve muy callado…) acérquese a la escuela  para investigar si está pasando algo
  • Si la escuela lo contacta sea receptivo no reactivo, es mejor trabajar en equipo que negar que algo está sucediendo

Estudios han demostrado que el contar con un buen amigo reduce la probabilidad de ser víctima de bullying en un 90%, ya que no estás solo y tienes a quien contarle las cosas, por eso es importante fomentar las habilidades sociales desde pequeños. Inviten amigos a casa, si van a una fiesta observa como se involucra tu hijo con los demás y si le cuesta trabajo relacionarse ayúdalo (no lo resuelvas por él). Del mismo modo si notas que tu hijo es muy agresivo con los demás, modela su conducta, dale diferentes escenarios de como podría obtener lo que quiere sin necesidad de agredir y ayúdalo a darse cuenta que sentimiento provoca su conducta en el otro (empatía).

Recuerda que es importante darles las bases a nuestros hijos para que puedan lidiar con lo que se les vaya presentando en la vida, hay que acompañarlos y estar presentes pero no resolverles, hay que darles las herramientas para que ellos se vuelvan independientes, a veces nos parte el corazón verlos sufrir pero hay que entender que ese “sufrimiento” los va a ayudar a largo plazo.

Aprendiendo a ser padres.

Continúa leyendo Cómo parar el bullying